You are here

Todos los Artículos

  • Dios, Hawking y la gravedad

    Antonio Cruz, Doctor en Biología

    La fascinación que ha ejercido siempre el universo sobre el ser humano se remonta a las civilizaciones más antiguas como la sumeria o la egipcia. En todas las edades los hombres han percibido el misterio y la grandeza del firmamento como un signo inequívoco de la majestad divina. Este es también el sentido de las palabras del salmista:

    Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos

    Salmo 19:1

  • Colores y Patrones

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

     En ocasiones observamos en la naturaleza colores que son particularmente deslumbrantes, y que proporcionan a los diseñadores humanos ideas ingeniosas para mejorar los colores artificiales.

    Algunos de los colores más brillantes no se producen mediante pigmentación, sino que son colores estructurales, es decir, derivados de la estructura del material.

    Ciertos colores son producidos por sólidos fotónicos que manipulan la luz gracias a la sofisticada estructura del material. Estos mecanismos fotónicos consiguen también producir tonos intensamente blancos y tonos negros muy oscuros. Los patrones de la naturaleza también están relacionados con diseños basados en conceptos matemáticos complejos.

    Los tonos azules iridiscentes de las mariposas y de las aves son un tipo de color estructural. No son causados por ningún pigmento especial sino por una rejilla de difracción natural. Los diseñadores humanos han imitado este diseño consiguiendo así colores más brillantes y más profundos sin necesidad de productos químicos.

  • Desarrollo embrionario y evolución

    Antonio Cruz, Doctor en Biología

    El estudio comparado del desarrollo de los embriones aportaría, según el Darwinismo, otra de las pruebas clásicas en favor de la evolución. Al parecer, determinadas similitudes entre embriones de peces, aves, mamíferos y seres humanos demostrarían que todos ellos descenderían de antepasados comunes parecidos a los peces. Darwin lo explicaba así:

    “De dos o más grupos de animales, aunque difieran mucho entre sí por su conformación y costumbres en estado adulto, si pasan por fases embrionarias muy semejantes, podemos estar seguros de que todos ellos descienden de una misma forma madre y, por consiguiente, de que tienen estrecho parentesco. Así, pues, la comunidad de estructura embrionaria revela la comunidad de origen; [...] La embriología aumenta mucho en interés cuando consideramos al embrión como un retrato, más o menos borroso, del progenitor de todos los miembros de una misma gran clase”

    (Darwin, 1980, El Origen de las Especies, Edaf, Madrid: 446-447).

  • Dios y el tiempo

    Antonio Cruz, Doctor en Biología

    Hace unos veinte años, el físico Paul Davies, finalizaba el noveno capítulo de su libro, Dios y la nueva física, con las siguientes palabras:

    "Los cristianos creen que Dios es eterno. [...] Existen grandes objeciones a esta idea de Dios. Un Dios que está en el tiempo está sujeto al cambio. [...] Un Dios que esté en el tiempo está, por tanto, atrapado en el funcionamiento del Universo físico. (Pero) Si Dios es atemporal no puede pensar, puesto que pensar es una actividad temporal.[...] La física moderna con su descubrimiento de la mutabilidad del tiempo, coloca una cuña entre la omnipotencia de Dios y la existencia de su personalidad. Es difícil mantener que Dios posea ambas cualidades"

    En primer lugar, es menester adelantarse a decir que si Dios creó el tiempo no puede estar limitado por lo que él mismo creó. El tiempo creado es algo separado de la propia eternidad del Creador. Él se halla por encima del tiempo cambiante precisamente porque es eterno.

  • El mito del «ADN basura», en retirada

    Jonathan Wells, Doctor en Biología Molecular y Celular

    La teoría de Charles Darwin de 1859 de que todos los seres vivos descienden de uno o unos pocos antecesores comunes, modificados por procesos carentes de conducción como la selección natural, no llegó a su actual prominencia hasta que se suplementó con la teoría de la herencia de Gregor Mendel después de 1900. Para la década de 1940, los científicos habían identificado el ADN como el portador de los factores hereditarios de Mendel.

    Cuando James Watson y Francis Crick resolvieron la estructura del ADN en 1953, Crick formuló el «dogma central» de la biología molecular, que con frecuencia se expresa así: «El ADN hace ARN que hace proteína que nos hace a nosotros». Esto implica que las mutaciones en el ADN codificante de proteína proporcionan la materia prima de la evolución. Pero en la década de 1960 los biólogos descubrieron que alrededor del 98% de nuestro ADN no codifica proteínas. Algunos —incluyendo a Crick— designaron como «basura» al ADN no codificante, y lo atribuyeron a la acumulación de accidentes moleculares a lo largo de la evolución.

  • ¿Los pezones del varón son vestigiales?

    Jerry Bergman, Doctor en Biología

    En este artículo se muestra que la afirmación de que los pezones de los varones son vestigiales o rudimentarios es errónea.

    El pezón de los varones se ha desarrollado como resultado de una diferenciación sexual y está diseñado para producir dimorfismo sexual. El pezón humano tiene un abundante suministro de nervios y realiza muchas funciones importantes, incluyendo la diferenciación sexual secundaria y también como un órgano estimulatorio de gran importancia tanto en hombres como en mujeres.

    También se explora aquí el problema del desarrollo anormal de los pezones y la afirmación de que un excesivo número de pezones es un atavismo.

  • Creacionismo: La ciencia frente a la fe Darwinista

    Ramón Gómez, Graduado en Matemáticas y Teología

    El creacionismo afirma que el universo no surgió de la nada sino que se originó por un acto creador. Tal afirmación es lógica y razonable porque se fundamenta en el principio científico de la causalidad; todo efecto obedece a una causa. El estudio de la naturaleza mediante el método científico nos proporciona un torrente inagotable de evidencias que señalan a la intervención de un Diseñador.

    Vivimos en un universo compuesto de tiempo, espacio, materia y energía. La ciencia muestra que estos elementos no se originan de forma espontánea sino que requieren necesariamente la intervención de un creador. Asimismo la información genética codificada digitalmente en el genoma de los seres vivos y la sofisticada maquinaria biomolecular que la procesa muestran las marcas características de la acción de una mente pues sólo la mente puede generar información funcional codificada y máquinas capaces de procesarla.

    Entonces... ¿por qué tanta gente niega la creación?

    La razón reside en que los datos científicos no hablan por sí solos sino que deben ser interpretados según un modelo. En relación con los orígenes existen fundamentalmente dos modelos; el naturalismo, que postula que el universo surgió de la nada por procesos naturales y el creacionismo, que propugna que el universo fue creado por una mente inteligente.

  • La Energía de las Plantas

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

    Las características de diseño mejor conocidas proceden del mundo animal. Pero los animales no existirían sin las plantas. Las plantas captan la energía del Sol para producir alimento, lo cual constituye la base de la cadena alimentaria.

    Recientes descubrimientos relacionados con el proceso de fotosíntesis, han sacado a la luz su sofisticado diseño y su complejidad irreducible. El proceso consiste en dividir la molécula de agua, y esta división se efectúa en cuatro etapas, si faltara cualquiera de ellas, el proceso no funcionaría.

    Los diseñadores humanos estudian las plantas para tratar de desarrollar formas de capturar la energía solar tan eficientemente como ellas.

    Otra importante característica de diseño es la forma plana de las hojas. No solemos pensar en la forma aplanada de las hojas, pero ésta es la forma que consigue maximizar la recepción de la energía. La construcción de una superficie plana a partir de un punto es algo sorprendentemente difícil, porque la tendencia natural es hacia el desarrollo de formas curvadas. Las plantas crean formas planas mediante la contraposición de curvaturas de sentido contrario.

  • Descifrando el dogma de la similitud del ADN

    Daniel Anderson (pseudónimo)

    En octubre de 2006 de la revista Time planteaba una pregunta crucial en relación con los chimpancés y los seres humanos: ¿Qué nos hace diferentes?1

    El colectivo evolucionista comúnmente esgrime que existe un 98-99% de similitud entre el ADN de los humanos y el de los chimpancés, como prueba irrefutable de un antepasado común reciente. Este aparentemente alto porcentaje de similitud genética ha servido para reforzar la fe popular en la evolución de Darwin y para poner a los creacionistas a la defensiva. Los creacionistas bíblicos y los teóricos del Diseño Inteligente sostienen que esta similitud, se debe a un diseño común.

    Este argumento parte de una analogía: podemos observar que los diseñadores humanos utilizan patrones de diseño comunes para crear las tecnologías que requieren características de diseño similares, pero obteniendo distintas identidades y funciones.

  • De arena a roca en un momento!

    David Catchpoole, Doctor en Fisiología Vegetal

    Los resultados de unos experimentos realizados por la Universidad de Murdoch (Perth, Australia occidental) harán que aquellos que piensen que las rocas necesitan millones de años para formase cambien de idea. Esto es así gracias a que estos investigadores han sido capaces de trasformar arena en piedra en un tiempo record añadiendo ciertos microorganismos a dicha arena.

    Los investigadores han estudiado la capacidad de los microbios para producir un tipo de cemento (llamado “biocemento”) que adhiere entre sí las partículas de arena hasta formar una roca. La bacteria Sporosarcina pasteurii (conocida como bacillus pasteurii) contiene una enzima que es capaz, dadas las condiciones adecuadas, de realizar este proceso. Cuando su enzima ureica hidroliza la urea en un ambiente rico en calcio, esta bacteria genera un subproducto de cemento de calcita con propiedades adhesivas (carbonato de calcio).

    En una serie de pruebas el tratamiento de las bacterias alteró la consistencia de la arena hasta hacerla más dura; incluso “transformándola en una substancia tan dura como el mármol”.

  • Darwin contra Designio - trasfondo y motivos

    Santiago Escuain, Graduado en Ingeniería Técnica en Procesos Químicos

    El estudio comparado del desarrollo de los embriones aportaría, según el darwinismo, otra de las pruebas clásicas en favor de la evolución. Al parecer, determinadas similitudes entre embriones de peces, aves, mamíferos y seres humanos demostrarían que todos ellos descenderían de antepasados comunes parecidos a los peces.

     Por lo que respecta a la controversia entre Darwin y el designio divino de la vida, se pueden observar los siguientes puntos:

    1. Nadie duda de las observaciones realizadas por Darwin, y por los estudiosos de la naturaleza antes que él, respecto a los cambios en los seres vivos, ni en lo que se refiere a la descendencia con modificación. La gran cuestión atañe al alcance de estos cambios, a su significado, a la interpretación que puedan recibir. Darwin mismo concede este punto, al decir:

    «... [M]e doy cuenta perfectamente de que en este volumen apenas se discute un solo punto sobre el cual no puedan aducirse hechos que a menudo parezcan conducir a conclusiones diametralmente opuestas a aquellas a las cuales yo he llegado. Un resultado imparcial sólo puede obtenerse declarando cabalmente y sopesando los hechos y los argumentos en los dos lados de la cuestión ...»

    Charles Darwin, El Origen de las Especies por Selección Natural, 1859. [Ed. Zeus, Barcelona 1970, p. 18.]

  • Creados con un fin

    Antonio Cruz, Doctor en Biología

    El concepto de finalidad en la naturaleza constituye para el evolucionismo ateísta un auténtico tabú del que casi está prohibido hablar.

    Según esta ideología, los cambios en la naturaleza, al ser producidos por el azar, no se dirigen a ninguna parte, no hay intención en ellos. Sin embargo, la tendencia hacia un fin concreto que muestran las estructuras de los seres vivos es algo que, por mucho que se intente, no se puede negar.

    La teleología, o explicación basada en la causa final, forma parte de toda la naturaleza viva.

    Las raíces de las plantas se hunden en el suelo para buscar el agua y las sales minerales, mientras que los tallos y las hojas se elevan para recibir la luz del Sol y el dióxido de carbono. Los conejos excavan madrigueras y las aves construyen nidos para poder tener a sus crías.

  • Magníficos Materiales

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

    Los seres vivos disponen de materiales que poseen propiedades, tales como fuerza y elasticidad que los hacen superiores a los materiales hechos por el hombre.

    Los científicos que estudian estos materiales están constantemente descubriendo y aprendiendo de los secretos de la naturaleza.

    Tal como lo resume un estudio científico,

    «la investigación en el campo de los materiales biomiméticos se está covirtiéndo rápidamente en un campo muy prometedor»

  • Complejidad de la vida versus evolución

    Antonio Cruz, Doctor en Biología

    Si la selección natural no es el mecanismo capaz de explicar el pretendido proceso evolutivo de los seres vivos, ¿qué otra alternativa le queda al evolucionismo? ¿Existe alguna propuesta diferente que pueda dar cuenta de la hipotética transición entre la bacteria y el científico que la observa? Pues sí, básicamente existen otras dos: la Simbiosis de Lynn Margulis y el Equilibrio Puntuado de Niles Eldredge y Stephen Jay Gould.

    Estas dos teorías aparecieron con cinco años de diferencia, respectivamente en 1967 y 1972, pero no se popularizaron hasta algunos años después. Ante la falta de un proceso biológico convincente que revelara los misterios del cambio entre las especies, estos tres investigadores se vieron obligados a postular posibles soluciones procedentes de dos campos fundamentales de las ciencias naturales, la citología y la paleontología. O sea, el estudio de las células y el de los fósiles.

  • Ballenas muertas: ¿registro de lo que en verdad pasó?

    Michael Oard, Graduado en Ciencias de la Atmósfera

    ¿Cómo pudieron más de 300 ballenas, marsopas, tortugas, focas, peces, y animales terrestres tales como perezosos y pingüinos ser sepultados catastróficamente todos juntos?

    ‘Sabemos que fue un gran descubrimiento’, dijo el paleontólogo Leonard Brand acerca de las ballenas fosilizadas que vio en Perú en 1999, 350 km (200 millas) al sur de Lima, la capital. Ansiosamente organizó un equipo de científicos investigadores creacionistas. Ellos publicaron sus hallazgos recientemente en la revista secular Geology. Sobre todo, encontraron 346 ballenas en un área de 1.5 km2 (370 acres), enterradas en una capa de roca sedimentaria llamada barro de diatomeas, de 80 metros (260 pies) de grueso. Esta capa es parte de la Formación Pisco, que varía en grosura de 200–1.000 metros (650–3.300 pies). El barro de diatomeas es roca sedimentaria que contiene un alto porcentaje de fósiles de diatomáceas—pequeñas algas unicelulares, que comúnmente viven cerca de la superficie del mar. La capa del barro de diatomeas en Perú tiene 5 a 10% de barro y abundante ceniza volcánica.

  • Astronomía

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

    Puede resultar sorprendente encontrar en un libro sobre la evolución una gran cantidad de material relacionado con la astronomía. Pero la evolución no sólo trata de cómo ciertas criaturas simiescas se convirtieron en seres humanos. La evolución es una filosofía que trata de explicarlo todo, sin Dios. Por lo tanto, debe aplicarse también al origen del Universo y del Sistema Solar. Así pues, el libro Enseñando la Evolución y la Naturaleza de la Ciencia presenta el punto de vista evolucionista imperante sobre los orígenes astronómicos. Al mismo tiempo, Enseñando la Evolución espera frenar la oposición a la evolución comparándola engañosamente con la oposición al heliocentrismo (un Sistema Solar centrado en un Sol).

    En este artículo se analizan críticamente las ideas evolucionistas sobre el Universo y el Sistema Solar, así como la controversia en la que se vio envuelto Galileo.

  • Dios ama la libertad

    Antonio Cruz, Doctor en Biología

    El principio de indeterminación o incertidumbre, que fue enunciado por el físico alemán, Werner Heisenberg, en 1927, puede definirse así:

    "No es posible conocer con exactitud el estado actual de ningún corpúsculo material"

    ¿Cómo es posible entonces tener la certeza de que existe una partícula, cuando no es posible determinar su posición en el espacio ni tampoco, al mismo tiempo, la velocidad a que se mueve? ¿Son reales los corpúsculos materiales?

    Algunos físicos llegaron a sugerir que los átomos, cuando no se les estudia, son auténticos fantasmas y sólo se vuelven materiales en el momento en que se les invoca por medio de una sola pregunta. Si se les pide dónde se encuentran responden, si se les pregunta cuál es la velocidad a la que se desplazan también lo hacen, pero siempre enmudecen cuando estas dos cuestiones se les formulan juntas. Heisenberg demostró que al multiplicar la incertidumbre en la posición de una partícula por la incertidumbre de su velocidad y por la masa de dicha partícula, se obtiene una cantidad que no puede ser más pequeña que la llamada constante de Planck. Este singular número constituye el menor bisturí capaz de diseccionar las entrañas de la materia. Por tanto, el principio de incertidumbre es una ley fundamental del mundo que posee importantes repercusiones no sólo para la física sino también para la filosofía e incluso, como se verá, para la teología.

  • No es ciencia

    Don Batten, Doctor en Ciencias Agrícolas

    Los anti-creacionistas, como los ateos por definición, comúnmente objetan que la creación es religión y la evolución es ciencia. Para defender esta afirmación ellos citan una lista de criterios que definen una ‘buena teoría científica’.

    Un criterio común es que la mayoría de los científicos practicantes modernos hoy día deben aceptar la teoría propuesta como ciencia válida.

    Otro criterio que define lo que es ciencia es la habilidad de una teoría para hacer predicciones que puedan ser evaluadas. Los evolucionistas generalmente afirman que la evolución hace muchas predicciones que han sido comprobadas. Ellos citan ejemplos como la resistencia a los antibióticos en bacterias como una clase de ‘predicción’ de la evolución, mientras que cuestionan el valor del modelo creacionista al hacer predicciones. Puesto que según ellos, la creación no cumple con su definición de ‘ciencia’, es por lo tanto una ‘religión’, e implícitamente puede ser simplemente ignorada.

  • Una Breve Historia del Diseño

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

    El Argumento del Diseño tiene una historia larga y remarcable. Durante milenios los filósofos han usado el diseño de la vida y del universo como evidencia de un Diseñador.

    Dado que la vida se originó en un pasado remoto, la ciencia experimental no puede observar directamente su diseño o su supuesta evolución. Pero es lógico suponer que la evolución o la creación han producido ciertos efectos que podemos observar hoy. Este artículo trata sobre los criterios que usamos en nuestra vida cotidiana para determinar si algo ha sido diseñado, y aplica estos criterios a los seres vivos.

    Muchos filósofos han sostenido que el mundo viviente muestra evidencias de diseño, las cuales apuntan a uno o más diseñadores. Esto se conoce como el argumento teleológico.

  • La CSI [ICE] y el Filtro Explicativo

    Thomas Woodward, Doctor en Filosofía

    Al plantear el desafío de explicar el origen de la información biológica, Stephen Meyer y los demás teóricos del Diseño Inteligente han centrado su enfoque en el contenido de información del ADN con su alfabeto de cuatro letras, compuesto de cuatro ácidos nucleicos: A (adenina), T (timina), C (citosina) y G (guanina). (El ARN usa un conjunto similar de letras, pero con un cambio: el uracilo, o U, toma el puesto de la T).

    Con el uso de estos singulares conjuntos de cuatro letras, que constituyen palabras de tres letras (los codones), la célula tiene la capacidad de almacenar y copiar miles de complejos ficheros especificados de información genética dentro de su «disco duro» (el genoma).

    La cantidad mínima de complejidad especificada de una bacteria teórica supersimple parece oscilar alrededor de 250 genes. (Recordemos que esta es una estimación extremadamente prudente. El límite inferior podría ser realmente cuatro veces superior o más.) Digamos que cada gen tiene una media de 500 pares de letras de ADN.

  • ¿Es la evolución un hecho demostrado?

    Ramón Gómez, Graduado en Matemáticas y Teología

    Sí y No.

    Depende de lo que se entienda por "evolución".

    Si llamamos evolución a los cambios que sufren los seres vivos dentro de su especie... entonces podemos decir que sí, la evolución es un hecho. Los cambios dentro de la especie se pueden observar en la naturaleza.

    Pero si llamamos evolución a la creación de nuevas especies, con nueva información genética que no se hallaba presente en sus antepasados por medio de un proceso natural que causa la aparición de órganos que no estaban presentes en sus antepasados... entonces la respuesta es clara y rotundamente no. La aparición de un nuevo tipo de ser vivo provisto de nuevos órganos que realicen nuevas funciones que no estuvieran presentes ya en sus antepasados no se ha observado en ningún lugar de la naturaleza.

  • El Origen del Universo

    Ramón Gómez, Graduado en Matemáticas y Teología

    El Naturalismo es una doctrina filosófica que postula que no existe nada más allá del universo material observado. Según Carl Sagan "El cosmos es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que será." Los defensores del naturalismo afirman que el Universo no fue creado, sino que surgió por generación espontánea.

    ¿Es posible que el universo se originara por generación espontánea?

    Este artículo presenta una serie de preguntas que nos ayudarán a descubrir si la hipótesis de la generación espontánea del Universo tiene base científica sólida o es una mera especulación.

    El universo es un sistema integrado de fenómenos físicos que se rige por el Principio de la Causalidad; todos los fenómenos físicos son consecuencia de antecedentes causales que les preceden en el tiempo. En nuestro Universo todo lo que tiene un principio tiene una causa. Si el Universo no fue creado... ¿Cuál fue la causa que provocó su existencia?

  • Conclusión

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

     Este libro ha tratado los principales argumentos a favor de la evolución presentados en el libro Teaching about Evolution and the Nature of Science (Enseñando la Evolución y la Naturaleza de la Ciencia) y ha puesto en evidencia sus limitaciones. Por el contrario, las evidencias de la creación son convincentes. En particular, el libro Refuting Evolution (Refutando la Evolución) a lo largo de sus nueve artículos ha tratado las siguientes áreas:

    1. Hechos y Prejuicios, 2. Variación y selección natural frente a la evolución, 3. Faltan los eslabones, 4. ¿Evolucionaron las aves?, 5. ¿Evolucionaron las ballenas?, 6. Humanos: Imágenes de Dios o monos desarrollados, 7. Astronomía, 8. La Edad de la Tierra y 9. ¿Es legítima la explicación del diseño?

  • Adherencia

    Jonathan Sarfati, Doctor en Química

    Algunos animales poseen una capacidad asombrosa para adherirse a ciertas superficies.

    Recientemente se han podido estudiar muchos de sus variados métodos, como por ejemplo ciertas sofisticadas estructuras microscópicas capaces de usar fuerzas químicas de corto alcance, máquinas hidráulicas, y diversos tipos de substancias adhesivas.

    Es todo un espectáculo ver a las salamanquesas correteando.

    Estos pequeños lagartos tropicales corren pared arriba y pared abajo y atraviesan techos sin ninguna dificultad.

    Pero... ¿Qué causa la adherencia de sus pies?

Pages

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer