slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

El fraude de Haeckel

La ley biogenética de Haeckel afirma que la ontogenia o desarrollo embrionario de un organismo es una recapitulación breve de su filogenia o secuencia evolutiva de las especies antecesoras. El problema de los dibujos que realizó Haeckel, como se pudo comprobar años después, es que fueron maliciosamente retocados en las primeras etapas para que se parecieran entre sí.

Leer más...

Los Antibióticos

Los evolucionistas presentan con frecuencia la adquisición por parte de las bacterias de resistencia a los antibióticos como una demostración de cambio evolutivo. Sin embargo, el análisis molecular de los mecanismos genéticos que llevan a la resistencia a los antibióticos no da soporte a esta suposición tan extendida.

Leer más...

El Diseño del Ojo

La vista, uno de nuestros sentidos más importantes, es el medio por el cual detectamos los objetos a distancia y analizamos una zona amplia de nuestro entorno. El órgano de la vista es, por supuesto, el ojo, el cual se ha usado comúnmente en argumentos a favor del diseño. El diseño del ojo imita y supera en eficacia a nuestros propios instrumentos ópticos.

Leer más...

Teoría de la evolución: imaginación y dogma

Antonio Cruz, Doctor en Biología

El 9 de agosto de 2007 el diario EL PAÍS recogía la noticia, publicada en la revista científica Nature, sobre el reciente descubrimiento de dos nuevos fósiles –un cráneo y un maxilar- procedentes del histórico lago Turkana en el noroeste de Kenya. El trabajo llevaba por título: "Nuevo revolcón en la historia de la evolución humana". Según dos hallazgos, el ´Homo habilis´ y el ´Homo erectus´ coexistieron en la misma época."

La famosa saga de paleontólogos Leakey sigue encontrando fósiles polémicos, ya que si estas dos especies fueron contemporáneas, ello implica que Homo erectus no pudo haber surgido a partir de Homo habilis, como durante tantos años ha venido aceptando el estamento evolucionista, y otro mítico árbol de la evolución humana se viene abajo.

A pesar de todo, a los estudiantes se les sigue enseñando hoy en casi todas las aulas del mundo la idea "científica" consistente en creer que primero fueron los australopitecos, después Homo habilis, luego Homo erectus y finalmente nosotros, el prolífico Homo sapiens. Pues bien, los especialistas en fósiles humanos (paleoantropólogos) ya sabían que esto no era así. El reciente descubrimiento se venía intuyendo en el seno de la comunidad científica desde hace años.

Dios y el tiempo

Antonio Cruz, Doctor en Biología

Hace unos veinte años, el físico Paul Davies, finalizaba el noveno capítulo de su libro, Dios y la nueva física, con las siguientes palabras:

"Los cristianos creen que Dios es eterno. [...] Existen grandes objeciones a esta idea de Dios. Un Dios que está en el tiempo está sujeto al cambio. [...] Un Dios que esté en el tiempo está, por tanto, atrapado en el funcionamiento del Universo físico. (Pero) Si Dios es atemporal no puede pensar, puesto que pensar es una actividad temporal.[...] La física moderna con su descubrimiento de la mutabilidad del tiempo, coloca una cuña entre la omnipotencia de Dios y la existencia de su personalidad. Es difícil mantener que Dios posea ambas cualidades"

En primer lugar, es menester adelantarse a decir que si Dios creó el tiempo no puede estar limitado por lo que él mismo creó. El tiempo creado es algo separado de la propia eternidad del Creador. Él se halla por encima del tiempo cambiante precisamente porque es eterno.

¿Es la evolución un hecho demostrado?

Ramón Gómez, Graduado en Matemáticas y Teología

Sí y No.

Depende de lo que se entienda por "evolución".

Si llamamos evolución a los cambios que sufren los seres vivos dentro de su especie... entonces podemos decir que sí, la evolución es un hecho. Los cambios dentro de la especie se pueden observar en la naturaleza.

Pero si llamamos evolución a la creación de nuevas especies, con nueva información genética que no se hallaba presente en sus antepasados por medio de un proceso natural que causa la aparición de órganos que no estaban presentes en sus antepasados... entonces la respuesta es clara y rotundamente no. La aparición de un nuevo tipo de ser vivo provisto de nuevos órganos que realicen nuevas funciones que no estuvieran presentes ya en sus antepasados no se ha observado en ningún lugar de la naturaleza.

Memorable:

  • Steven M. Stanley confiesa que no ve evolución en los fósiles

    «El registro fósil conocido no documenta un solo ejemplo de evolución filética consiguiendo una transición morfológica principal...»

    Steven M. Stanley, Macroevolution: Pattern and Process (San Francisco: W.M. Freeman and Co., 1979), pág. 39.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer