slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

¿Evolucionaron las aves?

Las aves son animales dotados de unas características singulares como plumas y pulmones especiales, y la mayoría de ellas están perfectamente diseñadas para volar. Los evolucionistas creen que las aves evolucionaron a partir de los reptiles, quizás incluso a partir de alguna clase de dinosaurio.

Leer más...

La Maravilla del Agua

El agua es maravillosa; y se nos han proporcionado vastas cantidades de ella porque seguramente las necesitamos. Se le ha llamado la matriz o fuente de la vida. Sin ella, no podría existir la vida en nuestro planeta. La gran mayoría de las funciones vitales se llevan a cabo en el agua líquida.

Leer más...

Colores y Patrones

En ocasiones observamos en la naturaleza colores que son particularmente deslumbrantes, y que proporcionan a los diseñadores humanos ideas ingeniosas para mejorar los colores artificiales. Algunos de los colores más brillantes no se producen mediante pigmentación; son colores estructurales.

Leer más...

El Origen de las Razas Humanas

Una raza humana se define como un grupo de personas con ciertas características hereditarias comunes que las distinguen de otros grupos de personas.

Todos los hombres de cualquier raza están actualmente clasificados por los antropólogos o los biólogos como pertenecientes a una especie, el Homo sapiens. Dicho de otra forma: las diferencias entre las razas humanas no son grandes, aunque puedan parecerlo, por ejemplo, la diferencia de la piel blanca y la piel negra. Todas las razas humanas del mundo pueden cruzarse porque tienen mucho en común.

La mayoría de los antropólogos reconocen 3 ó 4 razas básicas del hombre en la actualidad. Estas razas pueden subdividirse en un máximo de 30 subgrupos.

(El Aborigen australiano o Australoide, es a veces considerado como un subgrupo del caucásico, ya que tiene muchas características en común con este grupo a pesar de su piel oscura. El indio americano por lo general se clasifica con la división mongoloide).

El color de las plumas es un costoso «diseño de sistema complejo»

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Los brillantes y centellantes colores en las plumas del pecho del ave del paraíso han fascinado durante mucho tiempo a los ornitólogos. Alfred Russell Wallace fue quizá el primer inglés en ver esta magnífica ave en sus hábitats nativos de Malasia, y escribió: «la riqueza de su lustroso color naranja y la exquisita delicadeza de las plumas sueltas ondulantes eran insuperables».1

Ahora, con el uso de los microscopios electrónicos, los científicos están comenzando a comprender cómo las plumas pueden emitir unos colores tan intensos. Sabemos ahora que estos colores no son producidos por pigmentos, sino por patrones geométricos organizados, conocidos como cristales fotónicos, que dan el fenómeno del «color estructural» mediante refracción en lugar de color de pigmentación mediante reflexión. Según Pete Vukusic [Universidad de Exeter] en Current Biology,2 la estructura es más compleja de lo que se creía:

El desafío colectivista al darwinismo

David Tyler

Al gran público se le lleva a creer que Charles Darwin resolvió de forma magnífica los problemas asociados con la emergencia de la complejidad biológica. Muchos formadores de opinión escriben confiados en la revolución desencadenada por la publicación de El Origen de las Especies en 1859. Estas personas han desarrollado una posición de «consenso» que usan para convencer a las sociedades científicas, a los legisladores, a las instancias de financiación y a los estamentos educativos que cualquier dilución del darwinismo es un paso atrás, y que haría retroceder la ciencia a la Edad Media. Entonces, ¿qué deberían ellos —y nosotros— pensar sobre un ensayo en Nature Physics que habla acerca de romper con «muchas de las presuposiciones del pensamiento evolucionista tradicional» y que hace resaltar su mensaje con estas palabras?:

Hay una revolución en ciernes que puede llegar a destronar la evolución darwinista como el proceso explicativo clave en biología.

Memorable:

  • Dr. Wernher Von Braun, no puede haber creación sin creador

    «Los vuelos espaciales tripulados son un avance impresionante, pero sólo ha abierto ante el ser humano una pequeña puerta para que nos asomemos a los tremendos sinfines del espacio. Un vistazo a través de esta mirilla a los vastos misterios del Universo sólo pueden confirmar nuestra creencia en la certidumbre de su Creador... Es desde la honestidad científica donde promuevo la presentación de teorías alternativas para el origen del Universo, la vida y el hombre en el aula. Sería un error pasar por alto la posibilidad de que el Universo fuese planeado, en vez de que hubiese llegado a ser simplemente por casualidad... Los ateos alrededor del mundo han clamado a la ciencia como su testigo más importante contra la existencia de Dios. Mientas lo intentan abusando del razonamiento científico para probar que no hay Dios, la simple e iluminadora verdad es que sus argumentos les rebotan. Una de las leyes más básicas de la ciencia natural es que absolutamente nada ocurre sin una causa... Simplemente no puede haber una creación sin una especie de Creador espiritual. En el mundo que nos rodea podemos observar las manifestaciones obvias del plan del Creador Divino»

    Wernher von Braun (1912-1977)

    Ingeniero Aeroespacial. Primer director de la NASA. Dirigió el diseño del cohete V-22 así como del cohete Saturno V, que llevó al hombre a la Luna. Está considerado como uno de los más importantes diseñadores de cohetes del siglo XX.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer