slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

Eugenesia

La eugenesia nació a finales del siglo XIX con la pretensión de aplicar la Teoría de la Evolución a la mejora de la raza humana mediante el estudio teórico de los factores que pudieran elevar o disminuir las cualidades raciales, tanto físicas como intelectuales, de las futuras generaciones.

Leer más...

¿Surgió la música por evolución?

En un artículo publicado en 2008 por la revista Nature Josh McDermott, psicólogo en la Universidad de Minnesota, pregunta cómo pudo haber surgido la música por evolución. El tema, con variaciones, es que nadie lo sabe. La música es un rasgo singularmente humano.

Leer más...

Catapultas Biológicas

Una catapulta es una máquina provista de una estructura rígida, que permite almacenar en un componente de material elástico la energía producida por una fuerza para posteriormente liberarla con el propósito de imprimir velocidad a una pequeña masa. Posee por tanto “complejidad irreducible”.

Leer más...

Dios y el tiempo

Antonio Cruz, Doctor en Biología

Hace unos veinte años, el físico Paul Davies, finalizaba el noveno capítulo de su libro, Dios y la nueva física, con las siguientes palabras:

"Los cristianos creen que Dios es eterno. [...] Existen grandes objeciones a esta idea de Dios. Un Dios que está en el tiempo está sujeto al cambio. [...] Un Dios que esté en el tiempo está, por tanto, atrapado en el funcionamiento del Universo físico. (Pero) Si Dios es atemporal no puede pensar, puesto que pensar es una actividad temporal.[...] La física moderna con su descubrimiento de la mutabilidad del tiempo, coloca una cuña entre la omnipotencia de Dios y la existencia de su personalidad. Es difícil mantener que Dios posea ambas cualidades"

En primer lugar, es menester adelantarse a decir que si Dios creó el tiempo no puede estar limitado por lo que él mismo creó. El tiempo creado es algo separado de la propia eternidad del Creador. Él se halla por encima del tiempo cambiante precisamente porque es eterno.

Descifrando el dogma de la similitud del ADN

Daniel Anderson (pseudónimo)

En octubre de 2006 de la revista Time planteaba una pregunta crucial en relación con los chimpancés y los seres humanos: ¿Qué nos hace diferentes?1

El colectivo evolucionista comúnmente esgrime que existe un 98-99% de similitud entre el ADN de los humanos y el de los chimpancés, como prueba irrefutable de un antepasado común reciente. Este aparentemente alto porcentaje de similitud genética ha servido para reforzar la fe popular en la evolución de Darwin y para poner a los creacionistas a la defensiva. Los creacionistas bíblicos y los teóricos del Diseño Inteligente sostienen que esta similitud, se debe a un diseño común.

Este argumento parte de una analogía: podemos observar que los diseñadores humanos utilizan patrones de diseño comunes para crear las tecnologías que requieren características de diseño similares, pero obteniendo distintas identidades y funciones.

Dios ama la libertad

Antonio Cruz, Doctor en Biología

El principio de indeterminación o incertidumbre, que fue enunciado por el físico alemán, Werner Heisenberg, en 1927, puede definirse así:

"No es posible conocer con exactitud el estado actual de ningún corpúsculo material"

¿Cómo es posible entonces tener la certeza de que existe una partícula, cuando no es posible determinar su posición en el espacio ni tampoco, al mismo tiempo, la velocidad a que se mueve? ¿Son reales los corpúsculos materiales?

Algunos físicos llegaron a sugerir que los átomos, cuando no se les estudia, son auténticos fantasmas y sólo se vuelven materiales en el momento en que se les invoca por medio de una sola pregunta. Si se les pide dónde se encuentran responden, si se les pregunta cuál es la velocidad a la que se desplazan también lo hacen, pero siempre enmudecen cuando estas dos cuestiones se les formulan juntas. Heisenberg demostró que al multiplicar la incertidumbre en la posición de una partícula por la incertidumbre de su velocidad y por la masa de dicha partícula, se obtiene una cantidad que no puede ser más pequeña que la llamada constante de Planck. Este singular número constituye el menor bisturí capaz de diseccionar las entrañas de la materia. Por tanto, el principio de incertidumbre es una ley fundamental del mundo que posee importantes repercusiones no sólo para la física sino también para la filosofía e incluso, como se verá, para la teología.

Memorable:

  • Dr. Wernher Von Braun, no puede haber creación sin creador

    «Los vuelos espaciales tripulados son un avance impresionante, pero sólo ha abierto ante el ser humano una pequeña puerta para que nos asomemos a los tremendos sinfines del espacio. Un vistazo a través de esta mirilla a los vastos misterios del Universo sólo pueden confirmar nuestra creencia en la certidumbre de su Creador... Es desde la honestidad científica donde promuevo la presentación de teorías alternativas para el origen del Universo, la vida y el hombre en el aula. Sería un error pasar por alto la posibilidad de que el Universo fuese planeado, en vez de que hubiese llegado a ser simplemente por casualidad... Los ateos alrededor del mundo han clamado a la ciencia como su testigo más importante contra la existencia de Dios. Mientas lo intentan abusando del razonamiento científico para probar que no hay Dios, la simple e iluminadora verdad es que sus argumentos les rebotan. Una de las leyes más básicas de la ciencia natural es que absolutamente nada ocurre sin una causa... Simplemente no puede haber una creación sin una especie de Creador espiritual. En el mundo que nos rodea podemos observar las manifestaciones obvias del plan del Creador Divino»

    Wernher von Braun (1912-1977)

    Ingeniero Aeroespacial. Primer director de la NASA. Dirigió el diseño del cohete V-22 así como del cohete Saturno V, que llevó al hombre a la Luna. Está considerado como uno de los más importantes diseñadores de cohetes del siglo XX.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer