slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

Eugenesia

La eugenesia nació a finales del siglo XIX con la pretensión de aplicar la Teoría de la Evolución a la mejora de la raza humana mediante el estudio teórico de los factores que pudieran elevar o disminuir las cualidades raciales, tanto físicas como intelectuales, de las futuras generaciones.

Leer más...

¿Surgió la música por evolución?

En un artículo publicado en 2008 por la revista Nature Josh McDermott, psicólogo en la Universidad de Minnesota, pregunta cómo pudo haber surgido la música por evolución. El tema, con variaciones, es que nadie lo sabe. La música es un rasgo singularmente humano.

Leer más...

Catapultas Biológicas

Una catapulta es una máquina provista de una estructura rígida, que permite almacenar en un componente de material elástico la energía producida por una fuerza para posteriormente liberarla con el propósito de imprimir velocidad a una pequeña masa. Posee por tanto “complejidad irreducible”.

Leer más...

Nuevas imágenes desvelan unos complejos circuitos del cerebro

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Desde luego, uno de los grandes misterios de la vida humana es cómo el óvulo fertilizado, una única célula, se desarrolla hasta llegar a ser un adulto, con un cerebro dotado de cientos de miles de millones de conexiones funcionales que dan soporte al pensamiento abstracto.

New Scientist describía cómo investigadores en la Universidad Estatal de Wayne están usando tomografía por resonancia magnética (TRM) para estudiar cerebros fetales mientras van desarrollándose en el vientre. Es difícil, porque, dicen, el bebé aun no nacido está «realizando volteretas mientras realizamos la exploración». Indican que la precisión en el establecimiento de los circuitos es importante, porque un mal cableado puede resultar en autismo o esquizofrenia, incluso si el bebé sobrevive hasta el nacimiento.

El reportero de BBC News Pallab Ghosh cedió su cerebro a la ciencia —mientras seguía funcionando seguro en su cráneo. Dentro de uno de los más potentes aparatos de toma de imágenes por resonancia magnética en todo el mundo, en el Hospital General de Massachusetts, Ghosh estuvo sentado inmóvil 45 minutos mientras se tomaban las imágenes. Unas imágenes procesadas y colorizadas y un video en el artículo muestran el intricado cableado entre lóbulos, al enfocar los imanes en minúsculas gotitas de agua en las fibras cerebrales. Luego el Profesor Van Weeden acompañó a Ghosh en un tour guiado por su cerebro:

La probabilidad del surgimiento de la vida por azar

Alejandro García, Doctor en Química (Dr. rer. nat.)

Es una premisa bastante popular que un hecho muy poco probable a lo largo del tiempo deviene plausible e incluso inevitable. De hecho el bioquímico George Walden en un artículo en Scientific American escribe:1

“El tiempo es, de hecho, el héroe de la trama. El tiempo con el que tenemos que tratar es del orden de dos millones de años. Lo que consideramos como imposible sobre la base de la experiencia humana no tiene sentido aquí. Teniendo en cuenta tanto tiempo, lo "imposible" se hace posible, lo posible probable y lo probable es prácticamente seguro. Uno sólo tiene que esperar: el tiempo mismo realiza los milagros”

Sin embargo cuando se examina esta idea con detenimiento y se añaden números a esta premisa esta fábula pierde credibilidad y ni siquiera el ingrediente mágico de los evolucionistas (el tiempo) es capaz de hacer "milagros".

¿Pudo el ojo realmente evolucionar en un instante geológico?

Vincent J. Torley, Master en Ciencias, Doctor en Filosofía

Se cree comúnmente que el Dr. Dan-Eric Nilsson y la Dra. Susanne Pelger de la Universidad de Lund en Suecia demostraron en un artículo científico escrito en 1994 que un ojo vertebrado plenamente desarrollado se hubiera podido desarrollar a partir de un simple punto sensible a la luz mediante un proceso de selección natural sin guía, en «menos de 364.000 años» Esto, en todo caso, es el mito popular. ¿Cuál es la realidad?

Nilsson y Pelger presentaron ciertamente un alegato convincente en pro del gradualismo en su artículo, pero no consiguieron respaldar la tesis darwinista. Contemplando el ojo desde un punto de vista puramente anatómico, expusieron cómo un ojo vertebrado se podría haber desarrollado desde un área de piel sensible a la luz mediante la acumulación de numerosas y diminutas modificaciones a lo largo del tiempo —en otras palabras, por cambio gradual, o evolución. Pero muy pocas personas se dan cuenta de que Nilsson y Pelger usaron conceptualmente una evolución guiada inteligentemente para transformar su punto plano sensible a la luz en un ojo de tipo cámara con enfoque. Aún más, recientemente, ¡Nilsson —un convencido darwinista—, ha reconocido esto! (Tendré más que decir acerca de esta sorprendente historia, más abajo.) Además, la pretensión de Nilsson y Pelger de que el ojo pudo haber evolucionado en «menos de 364.000 años» resulta ser una estimación hipotética, que (como veremos) se aplica sólo a un paisaje adaptativo diseñado inteligentemente.

Un botón de aplazamiento genético: Cómo los codones sinónimos regulan el reloj biológico

Evolution News & Views

El código genético es un código «degenerado», lo que significa que no hay una correspondencia estrictamente biunívoca. Por ejemplo, tres bases diferentes (llamadas codones sinónimos), pueden codificar el mismo aminoácido, la prolina: CCA, CCG y CCC. ¿Por qué es esto así? Sobre la base de la más simple aritmética, hay 4 bases que se distribuyen en tripletes, lo que permite 4 x 4 x 4 disposiciones, o 64 codones en total. Pero en la mayoría de los seres vivientes sólo se usan 20 aminoácidos. Debido a esta sobreabundancia de posibles codones, algunos aminoácidos pueden admitir más de un codón para su codificación.

Al principio, esta «degeneración» parecía más bien antieconómica, pero se han ido acumulando datos de que los codones sinónimos realmente se comportan de manera diferente, y que esto lleva a diferentes resultados funcionales. Los primeros indicios procedieron de observaciones de que diferentes codones sinónimos afectaban al ritmo de traducción en el ribosoma. Aparentemente, hay un codón «óptimo» que traduce rápidamente, mientras que otros pueden causar un cierto retardo.

El epigenoma: la nueva pesadilla para el evolucionismo

El epigenoma se presenta como la más reciente pesadilla para los evolucionistas —y como el más reciente icono del diseño inteligente.

Ya a comienzos de los 1950s, el genoma codificado en el ADN hubiera podido ser el golpe mortal para la tesis darwinista. Su código digital, fielmente copiado y reproducido por una multitud de máquinas moleculares, no era la clase de sofisticación que esperaba la teoría darwinista, ni que parecía tener la capacidad de explicar.

Sin embargo, con un hábil juego de piernas y una buena cantidad de cortinas de humo retóricas se ha conseguido mantener la teoría a la defensiva frente a las tesis del diseño inteligente durante sesenta años.

Ahora entra en escena el epigenoma, con sus códigos sobre códigos sobre códigos.

Recientemente, el doctor Richard Sternberg, del Instituto Discovery, ha concentrado sus investigaciones en este tema, y, como lo describía Casey Luskin hace pocos días, es también el tema de un nuevo libro basado en la obra de Sternberg, escrito por Tom Woodward y James Gills, The Mysterious Epigenome: What Lies Beyond DNA [El misterioso epigenoma — el panorama más allá del ADN ].

Adherencia

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

Algunos animales poseen una capacidad asombrosa para adherirse a ciertas superficies.

Recientemente se han podido estudiar muchos de sus variados métodos, como por ejemplo ciertas sofisticadas estructuras microscópicas capaces de usar fuerzas químicas de corto alcance, máquinas hidráulicas, y diversos tipos de substancias adhesivas.

Es todo un espectáculo ver a las salamanquesas correteando.

Estos pequeños lagartos tropicales corren pared arriba y pared abajo y atraviesan techos sin ninguna dificultad.

Pero... ¿Qué causa la adherencia de sus pies?

Memorable:

  • Henry Lipson reconoce que la creación es la única explicación

    «Así, si la materia viva no tiene su origen en el juego mutuo de los átomos, de las fuerzas naturales y de la radiación, ¿cómo ha llegado a existir? Hay otra teoría, ahora fuera de favor, que se basa en las ideas de Lamarck: la que dice que si un organismo necesita una mejora, la desarrollará y la transmitirá a su progenie. Me parece que deberíamos ir más allá y admitir que la única explicación aceptable es la creación. Sé que eso es anatema para los físicos, como desde luego lo es para mí mismo, pero no debemos rechazar una teoría que no nos gusta si la evidencia experimental la apoya»

    Henry Lipson(1910-1991)

    Físico Britanico. Profesor de física del Instituto Superior de Física de la Universidad de Manchester.

    A Physicist Looks at Evolution, Physics Bulletin, vol. 31, 1980, citado en The Quote Book (Australia: Creation Science Foundation, 1984), pág. 5.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer