slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

El Vuelo

El vuelo es una actividad tan compleja que los hombres no hemos conseguido dominar sus mecanismos hasta el siglo pasado. Sin embargo existen varios tipos de animales que vuelan desde hace mucho tiempo. Cuatro grupos de animales poseen sendos modos de vuelo bien diferenciados

Leer más...

¿Es la evolución un hecho?

Sí y No. Depende de lo que se entienda por "evolución". La palabra evolución tiene varios significados; si llamamos evolución a los cambios que sufren los seres vivos dentro de su especie... entonces podemos decir que sí, la evolución es un hecho. Pero...

Leer más...

Abuelopitecus

La postura erguida del ser humano requiere de una configuración anatómica muy especial que le hace notablemente diferente de los simios. ¿Pudo la evolución realizar los cambios necesarios para pasar del modo de caminar a cuatro patas, propio del mono, a la posición bípeda del hombre?

Leer más...

Un botón de aplazamiento genético: Cómo los codones sinónimos regulan el reloj biológico

Evolution News & Views

El código genético es un código «degenerado», lo que significa que no hay una correspondencia estrictamente biunívoca. Por ejemplo, tres bases diferentes (llamadas codones sinónimos), pueden codificar el mismo aminoácido, la prolina: CCA, CCG y CCC. ¿Por qué es esto así? Sobre la base de la más simple aritmética, hay 4 bases que se distribuyen en tripletes, lo que permite 4 x 4 x 4 disposiciones, o 64 codones en total. Pero en la mayoría de los seres vivientes sólo se usan 20 aminoácidos. Debido a esta sobreabundancia de posibles codones, algunos aminoácidos pueden admitir más de un codón para su codificación.

Al principio, esta «degeneración» parecía más bien antieconómica, pero se han ido acumulando datos de que los codones sinónimos realmente se comportan de manera diferente, y que esto lleva a diferentes resultados funcionales. Los primeros indicios procedieron de observaciones de que diferentes codones sinónimos afectaban al ritmo de traducción en el ribosoma. Aparentemente, hay un codón «óptimo» que traduce rápidamente, mientras que otros pueden causar un cierto retardo.

Romper la baraja en la partida Evolucionismo - Diseño Inteligente

Alejandro García, Doctor en Química (Dr. rer. nat.)

El objetivo de este artículo es comentar una publicación de Juli Peretó, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular e Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universidad de Valencia aparecida en la revista de la Sociedad Española de Biología Molecular (Peretó, 2004).

A través del mismo se expone el debate entre la Teoría de la Evolución (TE) y la Teoría del Diseño Inteligente (TDI). Asimismo se aborda la validez de excluir la TDI del debate por ser pretendidamente no-científica.

Lo primero que llama la atención de este artículo es la aspereza con que se expresa el autor en su crítica al diseño inteligente. La Teoría del Diseño Inteligente estaría asociada a "incultura", "impostura científica", "patraña", "burdo asalto a la ciencia", "estratagema", "extravagancia" y "visión oscurantista de la naturaleza", sus argumentos de una "debilidad alarmante" y los proponentes de la misma rebajados a "secuaces".

A lo largo del texto se llega incluso a la degradación personal y profesional de Michael Behe acusando a su perspectiva de ofrecer únicamente su "indolencia intelectual camuflada por su verborrea". Vale la pena por tanto analizar de qué manera se fundamentan estas acusaciones y preguntarnos el porqué de esta vehemencia.

El epigenoma: la nueva pesadilla para el evolucionismo

El epigenoma se presenta como la más reciente pesadilla para los evolucionistas —y como el más reciente icono del diseño inteligente.

Ya a comienzos de los 1950s, el genoma codificado en el ADN hubiera podido ser el golpe mortal para la tesis darwinista. Su código digital, fielmente copiado y reproducido por una multitud de máquinas moleculares, no era la clase de sofisticación que esperaba la teoría darwinista, ni que parecía tener la capacidad de explicar.

Sin embargo, con un hábil juego de piernas y una buena cantidad de cortinas de humo retóricas se ha conseguido mantener la teoría a la defensiva frente a las tesis del diseño inteligente durante sesenta años.

Ahora entra en escena el epigenoma, con sus códigos sobre códigos sobre códigos.

Recientemente, el doctor Richard Sternberg, del Instituto Discovery, ha concentrado sus investigaciones en este tema, y, como lo describía Casey Luskin hace pocos días, es también el tema de un nuevo libro basado en la obra de Sternberg, escrito por Tom Woodward y James Gills, The Mysterious Epigenome: What Lies Beyond DNA [El misterioso epigenoma — el panorama más allá del ADN ].

Adherencia

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

Algunos animales poseen una capacidad asombrosa para adherirse a ciertas superficies.

Recientemente se han podido estudiar muchos de sus variados métodos, como por ejemplo ciertas sofisticadas estructuras microscópicas capaces de usar fuerzas químicas de corto alcance, máquinas hidráulicas, y diversos tipos de substancias adhesivas.

Es todo un espectáculo ver a las salamanquesas correteando.

Estos pequeños lagartos tropicales corren pared arriba y pared abajo y atraviesan techos sin ninguna dificultad.

Pero... ¿Qué causa la adherencia de sus pies?

Memorable:

  • Allan Sandage explica el misterio de la existencia

    «En mi niñez, era casi un ateo. La ciencia fue la que me llevó a la conclusión de que el mundo es mucho más complejo de lo que podemos explicar. El misterio de la existencia solo puedo explicármelo mediante lo Sobrenatural»

    Allan Sandage (1926-).

    Astrónomo. Obtuvo el premio Crafoord (equivalente al premio Nobel en astronomía). Trabajó bajo Edwin Hubble, llamado "el padre de la cosmología observacional" y luego siguió estudiando la expansión del universo.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer