slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

¿Evolucionaron las aves?

Las aves son animales dotados de unas características singulares como plumas y pulmones especiales, y la mayoría de ellas están perfectamente diseñadas para volar. Los evolucionistas creen que las aves evolucionaron a partir de los reptiles, quizás incluso a partir de alguna clase de dinosaurio.

Leer más...

La Maravilla del Agua

El agua es maravillosa; y se nos han proporcionado vastas cantidades de ella porque seguramente las necesitamos. Se le ha llamado la matriz o fuente de la vida. Sin ella, no podría existir la vida en nuestro planeta. La gran mayoría de las funciones vitales se llevan a cabo en el agua líquida.

Leer más...

Colores y Patrones

En ocasiones observamos en la naturaleza colores que son particularmente deslumbrantes, y que proporcionan a los diseñadores humanos ideas ingeniosas para mejorar los colores artificiales. Algunos de los colores más brillantes no se producen mediante pigmentación; son colores estructurales.

Leer más...

Romper la baraja en la partida Evolucionismo - Diseño Inteligente

Alejandro García, Doctor en Ciencias Naturales

Introducción

El objetivo de este artículo es comentar una publicación de Juli Peretó, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular e Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universidad de Valencia aparecida en la revista de la Sociedad Española de Biología Molecular (Peretó, 2004).

A través del mismo se expone el debate entre la Teoría de la Evolución (TE) y la Teoría del Diseño Inteligente (TDI). Asimismo se aborda la validez de excluir la TDI del debate por ser pretendidamente no-científica.

Lo primero que llama la atención de este artículo es la aspereza con que se expresa el autor en su crítica al diseño inteligente. La Teoría del Diseño Inteligente estaría asociada a "incultura", "impostura científica", "patraña", "burdo asalto a la ciencia", "estratagema", "extravagancia" y "visión oscurantista de la naturaleza", sus argumentos de una "debilidad alarmante" y los proponentes de la misma rebajados a "secuaces".

A lo largo del texto se llega incluso a la degradación personal y profesional de Michael Behe acusando a su perspectiva de ofrecer únicamente su "indolencia intelectual camuflada por su verborrea". Vale la pena por tanto analizar de qué manera se fundamentan estas acusaciones y preguntarnos el porqué de esta vehemencia.

Dios ama la libertad

Antonio Cruz, Doctor en Biología

El principio de indeterminación o incertidumbre, que fue enunciado por el físico alemán, Werner Heisenberg, en 1927, puede definirse así:

"No es posible conocer con exactitud el estado actual de ningún corpúsculo material"

¿Cómo es posible entonces tener la certeza de que existe una partícula, cuando no es posible determinar su posición en el espacio ni tampoco, al mismo tiempo, la velocidad a que se mueve? ¿Son reales los corpúsculos materiales?

Algunos físicos llegaron a sugerir que los átomos, cuando no se les estudia, son auténticos fantasmas y sólo se vuelven materiales en el momento en que se les invoca por medio de una sola pregunta. Si se les pide dónde se encuentran responden, si se les pregunta cuál es la velocidad a la que se desplazan también lo hacen, pero siempre enmudecen cuando estas dos cuestiones se les formulan juntas. Heisenberg demostró que al multiplicar la incertidumbre en la posición de una partícula por la incertidumbre de su velocidad y por la masa de dicha partícula, se obtiene una cantidad que no puede ser más pequeña que la llamada constante de Planck. Este singular número constituye el menor bisturí capaz de diseccionar las entrañas de la materia. Por tanto, el principio de incertidumbre es una ley fundamental del mundo que posee importantes repercusiones no sólo para la física sino también para la filosofía e incluso, como se verá, para la teología.

¿Es la evolución un hecho demostrado?

Carlos Moreno, Graduado en Matemáticas y Teología

Sí y No.

Depende de lo que se entienda por "evolución".

Si llamamos evolución a los cambios que sufren los seres vivos dentro de su especie... entonces podemos decir que sí, la evolución es un hecho. Los cambios dentro de la especie se pueden observar en la naturaleza.

Pero si llamamos evolución a la creación de nuevas especies, con nueva información genética que no se hallaba presente en sus antepasados por medio de un proceso natural que causa la aparición de órganos que no estaban presentes en sus antepasados... entonces la respuesta es clara y rotundamente no. La aparición de un nuevo tipo de ser vivo provisto de nuevos órganos que realicen nuevas funciones que no estuvieran presentes ya en sus antepasados no se ha observado en ningún lugar de la naturaleza.

Memorable:

  • Henry Lipson reconoce que la creación es la única explicación

    «Así, si la materia viva no tiene su origen en el juego mutuo de los átomos, de las fuerzas naturales y de la radiación, ¿cómo ha llegado a existir? Hay otra teoría, ahora fuera de favor, que se basa en las ideas de Lamarck: la que dice que si un organismo necesita una mejora, la desarrollará y la transmitirá a su progenie. Me parece que deberíamos ir más allá y admitir que la única explicación aceptable es la creación. Sé que eso es anatema para los físicos, como desde luego lo es para mí mismo, pero no debemos rechazar una teoría que no nos gusta si la evidencia experimental la apoya»

    Henry Lipson(1910-1991)

    Físico Britanico. Profesor de física del Instituto Superior de Física de la Universidad de Manchester.

    A Physicist Looks at Evolution, Physics Bulletin, vol. 31, 1980, citado en The Quote Book (Australia: Creation Science Foundation, 1984), pág. 5.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer