slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

El Vuelo

El vuelo es una actividad tan compleja que los hombres no hemos conseguido dominar sus mecanismos hasta el siglo pasado. Sin embargo existen varios tipos de animales que vuelan desde hace mucho tiempo. Cuatro grupos de animales poseen sendos modos de vuelo bien diferenciados

Leer más...

¿Es la evolución un hecho?

Sí y No. Depende de lo que se entienda por "evolución". La palabra evolución tiene varios significados; si llamamos evolución a los cambios que sufren los seres vivos dentro de su especie... entonces podemos decir que sí, la evolución es un hecho. Pero...

Leer más...

Abuelopitecus

La postura erguida del ser humano requiere de una configuración anatómica muy especial que le hace notablemente diferente de los simios. ¿Pudo la evolución realizar los cambios necesarios para pasar del modo de caminar a cuatro patas, propio del mono, a la posición bípeda del hombre?

Leer más...

El color de las plumas es un costoso «diseño de sistema complejo»

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Los brillantes y centellantes colores en las plumas del pecho del ave del paraíso han fascinado durante mucho tiempo a los ornitólogos. Alfred Russell Wallace fue quizá el primer inglés en ver esta magnífica ave en sus hábitats nativos de Malasia, y escribió: «la riqueza de su lustroso color naranja y la exquisita delicadeza de las plumas sueltas ondulantes eran insuperables».1

Ahora, con el uso de los microscopios electrónicos, los científicos están comenzando a comprender cómo las plumas pueden emitir unos colores tan intensos. Sabemos ahora que estos colores no son producidos por pigmentos, sino por patrones geométricos organizados, conocidos como cristales fotónicos, que dan el fenómeno del «color estructural» mediante refracción en lugar de color de pigmentación mediante reflexión. Según Pete Vukusic [Universidad de Exeter] en Current Biology,2 la estructura es más compleja de lo que se creía:

El desafío colectivista al darwinismo

David Tyler

Al gran público se le lleva a creer que Charles Darwin resolvió de forma magnífica los problemas asociados con la emergencia de la complejidad biológica. Muchos formadores de opinión escriben confiados en la revolución desencadenada por la publicación de El Origen de las Especies en 1859. Estas personas han desarrollado una posición de «consenso» que usan para convencer a las sociedades científicas, a los legisladores, a las instancias de financiación y a los estamentos educativos que cualquier dilución del darwinismo es un paso atrás, y que haría retroceder la ciencia a la Edad Media. Entonces, ¿qué deberían ellos —y nosotros— pensar sobre un ensayo en Nature Physics que habla acerca de romper con «muchas de las presuposiciones del pensamiento evolucionista tradicional» y que hace resaltar su mensaje con estas palabras?:

Hay una revolución en ciernes que puede llegar a destronar la evolución darwinista como el proceso explicativo clave en biología.

El cromosoma 2 — ¿prueba de descendencia común?

Jonathan M.

 Recientemente adquirí y leí el libro relativamente reciente de Daniel Fairbanks (febrero de 2010), Relics of Eden — The Powerful Evidence of Evolution in Human DNA. [Reliquias del Edén — la contundente prueba de evolución en el ADN humano].

Hubo un tiempo en que yo mismo me hubiera sentido convencido por muchos de los argumentos en favor de la descendencia común que se articulan en este libro. Siempre me he sentido escéptico, en gran medida, acerca de la proposición de la eficacia causal sin límites que se atribuye a menudo de forma tan despreocupada a la síntesis neodarwinista. Pero hubo un tiempo en que hubiera favorecido con energía un paradigma consistente con una descendencia común.

Pero más recientemente he estado ahondando en la literatura científica, y esto me ha dado razón para precaverme contra estas formas de argumentación, por convincentes que puedan parecer inicialmente a los que no conocen la materia. Como suele ser el caso de muchos escritores populares sobre ciencia, Fairbanks escribe de forma atractiva, y es un comunicador sumamente efectivo para los lectores no especialistas.

Memorable:

  • Robert Jastrow

    “Vemos ahora que la evidencia astronómica lleva a una visión bíblica del mundo. Los detalles difieren, pero lo esencial de las exposiciones de la Biblia y la astronomía coinciden [...] Para el científico que ha vivido según su fe ante el poder de la razón, la historia acaba como un mal sueño. Ha escalado la montaña de la ignorancia; está a punto de conquistar el pico más alto; y cuando supera la roca final, es recibido por un grupo de teólogos que estaban allí sentados desde siglos”.

    Jastrow, R, 1978, God and the astronomers, Norton, New York. 

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer