slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

Diseño del Oído, Olfato y Tacto

La vista no es el único sentido importante. Los nuevos descubrimientos en el oído, el olfato y el tacto también nos han puesto de manifiesto la existencia de un diseño sofisticado capaz de orientar a los ingenieros humanos hacia nuevas técnicas. El oído tiene sus propios mecanismos ingeniosos.

Leer más...

Navegación y Orientación

¿Cómo se orientan los animales en sus migraciones y su vida diaria? Frecuentemente descubrimos asombrosos sistemas de procesamiento de información. Algunas criaturas usan el campo magnético de la Tierra y la polarización de la luz del Sol.

Leer más...

¿Creación o Evolución?

Sometemos a crítica la teoría de que todos los seres vivientes han surgido gracias a un proceso evolutivo natural, mecanicista, a partir de una sola forma de vida, que a su vez surgió por un proceso similar a partir del mundo inorgánico, carente de vida.

Leer más...

¿Cómo surgieron las Estructuras de Defensa/Ataque?

Bodie Hodge y el Dr. Andy McIntosh

Si no existía la muerte en los animales antes del pecado, ¿por qué hay tantos animales perfectamente equipados para matar?

Muchas personas, al considerar "la naturaleza roja de los dientes y las garras", ponen en duda la bondad de Dios y en consecuencia, acusan a los que creen en la Biblia de ignorar la realidad de la lucha por la supervivencia en la naturaleza, algo que en opinión de los científicos seculares corrobora la evolución.

En el pasado, muchos creyentes en la Biblia han considerado la naturaleza como evidencia del diseño de Dios interpretando que las características de los animales, como la capacidad de matar a sus presas o defenderse a sí mismos, forman parte del diseño original de Dios.

¿Qué ocurrió en Babel?

Dr Charles V. Taylor

Los lingüistas han intentado durante muchos años descubrir las relaciones entre los sonidos de las distintas lenguas con el propósito de identificar un origen evolutivo común para toda la humanidad.

Se puede decir sin temor a equivocarse que no han tenido éxito. Los lingüistas asumen que se requerirían decenas de miles de años para que se formasen las lenguas modernas, pero la historia de Babel indica que las lenguas modernas comenzaron en su forma básica hace sólo unos miles de años. Se nos dice en Génesis capítulo 11 que antes de los acontecimientos de Babel, la humanidad hablaba un solo idioma.

Por lo tanto, los idiomas modernos comenzaron a desarrollarse sólo hace unos miles de años, no cientos de miles.

Las opiniones tradicionales de la evolución afirman que el ritmo de cambio en los organismos es extremadamente lento. Hoy en día obviamente el cambio evolutivo es imperceptible. No se puede observar! Teorías más recientes, como la del equilibrio puntuado, sugieren la evolución mediante cambios rápidos para poder justificar la ausencia tanto de eslabones perdidos y como de cualquier evolución observada. Es desafortunado para los lingüistas evolutivos que no puedan hechar mano de las mutaciones lentas, ni tampoco del cambio rápido en pequeñas poblaciones, para poder apuntalar la teoría evolutiva del desarrollo del lenguaje.

Las mutaciones no se aplican al lenguaje.

El mito del «ADN basura», en retirada

Jonathan Wells, Doctor en Biología Molecular y Celular

La teoría de Charles Darwin de 1859 de que todos los seres vivos descienden de uno o unos pocos antecesores comunes, modificados por procesos carentes de conducción como la selección natural, no llegó a su actual prominencia hasta que se suplementó con la teoría de la herencia de Gregor Mendel después de 1900. Para la década de 1940, los científicos habían identificado el ADN como el portador de los factores hereditarios de Mendel.

Cuando James Watson y Francis Crick resolvieron la estructura del ADN en 1953, Crick formuló el «dogma central» de la biología molecular, que con frecuencia se expresa así: «El ADN hace ARN que hace proteína que nos hace a nosotros». Esto implica que las mutaciones en el ADN codificante de proteína proporcionan la materia prima de la evolución. Pero en la década de 1960 los biólogos descubrieron que alrededor del 98% de nuestro ADN no codifica proteínas. Algunos —incluyendo a Crick— designaron como «basura» al ADN no codificante, y lo atribuyeron a la acumulación de accidentes moleculares a lo largo de la evolución.

Memorable:

  • Carl Ludwig Schleich, creyente por observación de la naturaleza

    «Me hice creyente a mi manera por el microscopio y la observación de la naturaleza, y quiero, en cuanto está a mi alcance, contribuir a la plena concordia entre la ciencia y la religión»

    Carl Ludwig Schleich (1859-1922)

    Cirujano. Director of the Departmento de cirujía en Gross-Lichterfelde de Berlín

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer