slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3

El Vuelo

El vuelo es una actividad tan compleja que los hombres no hemos conseguido dominar sus mecanismos hasta el siglo pasado. Sin embargo existen varios tipos de animales que vuelan desde hace mucho tiempo. Cuatro grupos de animales poseen sendos modos de vuelo bien diferenciados

Leer más...

¿Es la evolución un hecho?

Sí y No. Depende de lo que se entienda por "evolución". La palabra evolución tiene varios significados; si llamamos evolución a los cambios que sufren los seres vivos dentro de su especie... entonces podemos decir que sí, la evolución es un hecho. Pero...

Leer más...

Abuelopitecus

La postura erguida del ser humano requiere de una configuración anatómica muy especial que le hace notablemente diferente de los simios. ¿Pudo la evolución realizar los cambios necesarios para pasar del modo de caminar a cuatro patas, propio del mono, a la posición bípeda del hombre?

Leer más...

El Origen de las Razas Humanas

Una raza humana se define como un grupo de personas con ciertas características hereditarias comunes que las distinguen de otros grupos de personas.

Todos los hombres de cualquier raza están actualmente clasificados por los antropólogos o los biólogos como pertenecientes a una especie, el Homo sapiens. Dicho de otra forma: las diferencias entre las razas humanas no son grandes, aunque puedan parecerlo, por ejemplo, la diferencia de la piel blanca y la piel negra. Todas las razas humanas del mundo pueden cruzarse porque tienen mucho en común.

La mayoría de los antropólogos reconocen 3 ó 4 razas básicas del hombre en la actualidad. Estas razas pueden subdividirse en un máximo de 30 subgrupos.

(El Aborigen australiano o Australoide, es a veces considerado como un subgrupo del caucásico, ya que tiene muchas características en común con este grupo a pesar de su piel oscura. El indio americano por lo general se clasifica con la división mongoloide).

El color de las plumas es un costoso «diseño de sistema complejo»

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Los brillantes y centellantes colores en las plumas del pecho del ave del paraíso han fascinado durante mucho tiempo a los ornitólogos. Alfred Russell Wallace fue quizá el primer inglés en ver esta magnífica ave en sus hábitats nativos de Malasia, y escribió: «la riqueza de su lustroso color naranja y la exquisita delicadeza de las plumas sueltas ondulantes eran insuperables».1

Ahora, con el uso de los microscopios electrónicos, los científicos están comenzando a comprender cómo las plumas pueden emitir unos colores tan intensos. Sabemos ahora que estos colores no son producidos por pigmentos, sino por patrones geométricos organizados, conocidos como cristales fotónicos, que dan el fenómeno del «color estructural» mediante refracción en lugar de color de pigmentación mediante reflexión. Según Pete Vukusic [Universidad de Exeter] en Current Biology,2 la estructura es más compleja de lo que se creía:

El desafío colectivista al darwinismo

David Tyler

Al gran público se le lleva a creer que Charles Darwin resolvió de forma magnífica los problemas asociados con la emergencia de la complejidad biológica. Muchos formadores de opinión escriben confiados en la revolución desencadenada por la publicación de El Origen de las Especies en 1859. Estas personas han desarrollado una posición de «consenso» que usan para convencer a las sociedades científicas, a los legisladores, a las instancias de financiación y a los estamentos educativos que cualquier dilución del darwinismo es un paso atrás, y que haría retroceder la ciencia a la Edad Media. Entonces, ¿qué deberían ellos —y nosotros— pensar sobre un ensayo en Nature Physics que habla acerca de romper con «muchas de las presuposiciones del pensamiento evolucionista tradicional» y que hace resaltar su mensaje con estas palabras?:

Hay una revolución en ciernes que puede llegar a destronar la evolución darwinista como el proceso explicativo clave en biología.

Memorable:

  • Ernst Mayr, sobre El Origen de la Especies

    «Darwin nunca discutió realmente el origen de las especies en su obra Sobre el Origen de las Especies».

    En el libro de Mayr Systematics and the Origin of Species (1942), según lo cita un eminente evolucionista, Niles Eldredge, en su libro Time Frames: The Rethinking of Darwinian Evolution and the Theory of Punctuated Equilibria (New York: Simon and Schuster, 1985), pág. 33.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer