You are here

Diseño Inteligente

Tus motores/generadores tienen un rendimiento del 100%

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

La ATP sintasa vuelve a sorprender hasta el pasmo. La máquina molecular que genera casi todas las moléculas de ATP («gránulos de energía» moleculares) para toda la vida fue objeto de análisis por parte de científicos japoneses para estudiar su rendimiento termodinámico. Aplicando y midiendo una carga en la parte superior que sintetiza ATP pudieron determinar que no se puede mejorar el rendimiento de este motor — un motor que es asimismo un generador.

La sección giratoria F0 de esta máquina de dos secciones está insertada en la membrana, y se mueve por la fuerza motriz protónica suministrada por máquinas corriente arriba en la cadena de transporte de electrones.

Estos científicos se concentraron en la parte catalítica de la máquina, designada F1, cuyos seis lóbulos sintetizan tres moléculas de ATP por revolución (véase la animación a continuación). Escribiendo en PNAS1, Toyabe et al. no tenían nada que decir sobre ninguna evolución, y sí mucho acerca del rendimiento de la máquina:

Las poderosas mitocondrias — exquisitas conductoras de energía

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

No podríamos vivir sin las mitocondrias. Son las centrales de energía que se encuentran omnipresentes en las células eucariotas. Contienen máquinas moleculares en fábricas que tienen como tarea generar y conducir energía eléctrica. Esta energía hace funcionar turbinas que empaquetan la energía en moléculas de ATP, que se usan luego en la mayoría de los procesos de la célula.

Nuevos descubrimientos siguen fascinando a científicos acerca del funcionamiento de las mitocondrias. Algunos científicos dedican grandes energías a intentar descubrir maneras acerca de cómo la evolución darwinista pudo haber construido la maquinaria de la vida.

PhysOrg comunicaba una investigación en la Universidad de Friburgo, Alemania, que identificaba otra gran máquina que tiene la función de mantener unidas las membranas interior y exterior.

Los relojes biológicos y el reloj de Paley

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

¿De qué está hecho un reloj? Pensamos en muelles, engranajes y piezas en movimiento hechas de metal. Pero en teoría un reloj se podría diseñar a partir de casi cualquier material. Hay relojes de agua (clepsidras), de sol, y osciladores electromagnéticos que funcionan para marcar el paso del tiempo.

¿Qué diferencia hay que los componentes sean líquidos, rayos de láser o plástico? ¿Y qué si un reloj estuviera hecho de material biológico — acaso sería un dispositivo inferior para marcar el tiempo? ¿Nos sorprenderá saber que tal reloj existe en nuestro organismo y en todos los seres vivientes?

En los seres vivos, los relojes biológicos reciben la apelación de sistemas circadianos. Ayudan a los organismos desde bacterias hasta los humanos a ajustar los ciclos día-noche (diurnos) u otros ritmos naturales como los de las estaciones. Controlan los niveles metabólicos, la alimentación, la reproducción y la mayor parte de las otras funciones biológicas.

Maravillas del organismo

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Cuando uno se alimenta bien y se ejercita para mantenerse en forma, es fácil olvidar cuánto el cuerpo está devolviendo cada momento. De recientes descubrimientos científicos seleccionamos unos pocos mecanismos debajo de la piel que no sólo nos mantienen vivos, sino que nos proporcionan todo un gran almacén de excelentes artículos.

Sin tendones no podríamos afrontar un partido de baloncesto, ni siquiera los esfuerzos de las actividades más normales. Science Daily informaba de investigaciones en la Universidad Brown acerca de cómo nuestras extremidades responden a esfuerzos repentinos.

«Los experimentos desvelaron que los tendones absorben el choque inicial de energía debido a impacto antes que reaccionen los músculos de las piernas»

Trucos geniales de las células

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

20 octubre 2009 — Es un placer de vez en cuando explorar lo que los bioquímicos y biofísicos están descubriendo en las células. Como tenemos varios billones de células en nuestros cuerpos, parémonos a pensar acerca de algunos de los geniales trucos de las células que están ahora mismo dándose en nuestro interior.

Science Daily informaba que

«Los investigadores visualizan engranajes de línea de montaje en los ribosomas, la fábrica de proteínas de la célula»

El flagelo sigue exhibiendo complejidad irreducible — Michael Behe no ha sido refutado

Jonathan M

Los que han ido siguiendo el debate entre la tesis del Diseño Inteligente por una parte y el darwinismo por otra durante un cierto tiempo estarán bien familiarizados con la réplica estándar de los darwinistas respecto del argumento de Behe de la complejidad irreducible que se exhibe en el flagelo bacteriano. Parece haber unanimidad entre los teóricos del darwinismo de que el argumento de la complejidad irreducible en el flagelo bacteriano ha sido refutado, y que los proponentes del Diseño Inteligente estamos constantemente cambiando las reglas, hundiendo la cabeza en la arena y en general agarrándonos a un clavo ardiendo. Por ejemplo, un participante en Facebook observó recientemente:

Mi principal queja acerca de los proponentes del Diseño Inteligente es que parece que nunca cejan. ¿Cuántas veces se le debe decir a alguien que está equivocado hasta que lo admita? ¿Cuántas veces se tiene que refutar el Diseño Inteligente en los medios sometidos a revisión por pares antes que se abandone como una causa perdida? La historia de la complejidad irreducible del flagelo bacteriano está total y completamente muerta. Es un error. Abandonadla.

El color de las plumas es un costoso «diseño de sistema complejo»

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Los brillantes y centellantes colores en las plumas del pecho del ave del paraíso han fascinado durante mucho tiempo a los ornitólogos. Alfred Russell Wallace fue quizá el primer inglés en ver esta magnífica ave en sus hábitats nativos de Malasia, y escribió: «la riqueza de su lustroso color naranja y la exquisita delicadeza de las plumas sueltas ondulantes eran insuperables».1

Ahora, con el uso de los microscopios electrónicos, los científicos están comenzando a comprender cómo las plumas pueden emitir unos colores tan intensos. Sabemos ahora que estos colores no son producidos por pigmentos, sino por patrones geométricos organizados, conocidos como cristales fotónicos, que dan el fenómeno del «color estructural» mediante refracción en lugar de color de pigmentación mediante reflexión. Según Pete Vukusic [Universidad de Exeter] en Current Biology,2 la estructura es más compleja de lo que se creía:

El diseño inteligente, parte integrante de la empresa científica

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Los evolucionistas intentan presentar el diseño inteligente como algo externo a la ciencia y que constituye una amenaza para la ciencia. En realidad, las técnicas de la detección o aplicación del diseño inteligente están en constante uso dentro de la ciencia, y ello desde hace tiempo. No es difícil encontrar ejemplos en una diversidad de campos de estudio.

«La capacidad de distinguir entre cristales que se han formado naturalmente y aquellos que se han formado por actividad humana puede ser importante para los arqueólogos en sus estudios de campo», comenzaba un artículo en PhysOrg1.

Científicos de la Universidad Duke han «desarrollado un proceso que puede elucidar en cuestión de minutos el origen de muestras de miles de años de antigüedad». Por el simple examen de la manera en que están organizados los cristales de calcita pueden detectar si una roca es natural, o si procede de yeso elaborado por el hombre. Incidentalmente, esta técnica fue puesta a prueba «en un antiguo yacimiento en el centro de Israel en Tel Safit, cerca del lugar donde se cree que David dio muerte a Goliat», decía el artículo.

Descubrimiento de más maravillas de la reparación del ADN

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Uno de los descubrimientos más fascinantes desde la estructura del ADN fue desde luego el descubrimiento de multitudes de máquinas proteínicas que reparan el ADN (la reparación del ADN necesita trabajo en equipo).

Las máquinas de reparación están ellas mismas especificadas en el código del ADN, pero el ADN degeneraría rápidamente y se haría inservible sin ellas.

Recientemente, investigadores en la Universidad Vanderbilt descubrieron otro mecanismo de reparación «fundamentalmente nuevo», y otros científicos, en una comunicación en Nature, desvelaban más secretos de un «jugador clave» en la reparación de roturas de las dos cadenas paralelas del ADN.

¿Cómo puede la célula tener prioridades, integridad y mantenimiento?

Animales llenos de ingenio que asombran e inspiran

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

El mundo de lo viviente es una fuente sin fin de asombro y de inspiración.

Existe un pulpo que hace una convincente imitación de un pez plano (Science Daily, Live Science), y una especie de cangrejo rojo de la Isla de Navidad que despierta de su letargo entre noviembre y diciembre y que migra en cantidades de millones adentrándose ocho kilómetros mar adentro.

Existe una diminuta rana que puede posarse sobre la punta de un lápiz (PhysOrg) y una ballena con un tono musical perfecto (Science Daily).

National Geographic publicó un reportaje de una galería de seres marinos recién descubiertos en las profundas aguas de Indonesia que es tan colorida como extravagante.

Algunos científicos se entusiasman tanto acerca de los animales que estudian que intentan reproducir rasgos de los mismos.

Pages

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer