You are here

Diseño Inteligente

Navegación y Orientación

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

¿Cómo se orientan los animales en sus migraciones y su vida diaria?

Para desplazarse es preciso disponer de los sistemas necesarios para la orientación (saber qué dirección hay que seguir) y para la navegación (saber cuándo se debe cambiar de dirección). Frecuentemente descubrimos asombrosos sistemas de procesamiento de información que son muy superiores a los de cualquier superordenador y estos sistemas funcionan dentro de pequeños cerebros. Algunas criaturas usan el campo magnético de la Tierra y la polarización de la luz del Sol.

Las abejas vuelan con una destreza que envidiarían los pilotos de vuelo acrobático y sin embargo su sistema informático de navegación cabe dentro de un cerebro del tamaño de una semilla de sésamo (ajonjolí). En las instalaciones del All-Weather Beeflight Facility de la Universidad Nacional de Australia (Canberra) se están realizando detallados estudios de estas tecnologías de navegación con el propósito de usarlas en robots espías voladores y sondas espaciales no tripuladas.

La Inquisición Darwinista

Antonio Cruz, Doctor en Biología

El Diseño Inteligente (DI), tal como ha sido definido y divulgado en los últimos años por sus principales proponentes, no es, ni pretende ser, una teoría científica equivalente a la teoría de la evolución. A mi modo de ver, se trata de un movimiento surgido precisamente para denunciar las falacias de la teoría científica que domina actualmente en el seno de la ciencia, el evolucionismo darwinista.

Esto no significa que no pueda darse una conexión directa entre el Diseño y la teoría de la información ya que, según sus defensores, inferir diseño por medio del criterio de complejidad-especificación sería equivalente a detectar información compleja y especificada en la naturaleza (véase Diseño inteligente, W.A. Dembski, Vida, 2005, Miami, Florida, pág. 122). La corriente del DI está formada por hombres y mujeres de ciencia de todo el mundo, así como por investigadores de otras disciplinas humanísticas, creyentes y no creyentes, que coinciden en señalar las numerosas lagunas e insuficiencias del neodarwinismo contemporáneo para explicar adecuadamente el origen de la vida y la aparición de la información biológica, así como la increíble diversidad y complejidad que muestra el mundo natural, apelando única y exclusivamente al azar.

La Maravilla del Agua

Dr. Ernesto Contreras

El agua es maravillosa; y se nos han proporcionado vastas cantidades de ella porque seguramente las necesitamos. Se le ha llamado la matriz o fuente de la vida. Sin ella, no podría existir la vida en nuestro planeta. La gran mayoría de las funciones vitales se llevan a cabo en el agua líquida. Es la base de todas las funciones vitales químicas y físicas, de las que depende toda la vida en la Tierra. No es por casualidad que las criaturas vivas estén formadas principalmente por agua. La mayoría de los organismos están compuestos en más de un 50%, por agua. El 70% del peso corporal de un humano, está dado por el agua.

Los procesos de la vida no podrían llevarse a cabo apropiadamente en el agua sólida (hielo), ni menos, en el vapor de agua, porque es muy volátil. Para la vida, se necesita el agua en su estado líquido.

Sin embargo, el proceso por medio del cual el hielo se forma, es igual de fabuloso. El agua se expande con el calor y se contrae con el frío; pero si tal contracción continuara hasta el congelamiento, la vida no podría existir como ahora, en las lagunas, lagos, y océanos, por debajo de una capa de hielo congelado. Si el agua continuara contrayéndose constantemente, hasta el punto de convertirse en hielo, las partes profundas de los reservorios de agua, se congelarían primero, y una vez congelados, ninguna cantidad de calor recibida del sol sobre la superficie, sería capaz de tibiarlas (y derretirlas) de nuevo.

El Vuelo

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

El vuelo es una actividad tan compleja que los hombres no hemos conseguido dominar sus mecanismos hasta el siglo pasado. Sin embargo existen varios tipos de animales que vuelan desde hace mucho tiempo. Cuatro grupos de animales poseen sendos modos de vuelo bien diferenciados: las aves, los pterosaurios, los murciélagos y los insectos.

Los hermanos Wright comprendieron la naturaleza del vuelo observando las aves. Y en laboratorios de todo el mundo, los biólogos y los expertos en aviación estudian los diferentes tipos de animales voladores para obtener nuevas ideas que nos permitan mejorar las aeronaves del futuro.

James Delaurier, profesor emérito de la Universidad de Toronto, pasó décadas estudiando el aleteo de las aves. Él ha declarado que "es correcto acudir a la naturaleza para obtener de ella la inspiración. El ser humano está muy lejos de conseguir hacer lo que ya hace la naturaleza."

En la misma línea, Weisshaar Terry, profesor de aeronáutica en la Universidad de Purdue, señala: "Un diseño que ha sido copiado de la naturaleza es un diseño bueno en todos sus aspectos."

La magia como estrategia para negar las evidencias científicas del Diseño

Carlos Moreno, Graduado en Matemáticas y Teología

 La bióloga Kathryn Applegate, en su intento por negar las evidencias de diseño en la naturaleza, acaba de presentar en el blog BioLogos una de las explicaciones más originales en contra del diseño observado en la naturaleza: la magia.

Applegate reconoce que el flagelo bacteriano (que es un verdadero motor fuera borda en miniatura) “tiene la apariencia y funcionalidad de un motor fuera borda, una máquina diseñada por ingenieros humanos inteligentes. Tan notable es la similitud que parece perfectamente lógico inferir que el flagelo tuvo un Diseñador”

Entonces… si según ella, “parece perfectamente lógico inferir que el flagelo tuvo un Diseñador” ¿Por qué no concluir lo más lógico y razonable, que efectivamente tuvo un diseñador? Su respuesta es sorprendente:

El Diseño del Oído, Olfato y Tacto

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

La vista no es el único sentido importante. Los nuevos descubrimientos en el oído, el olfato y el tacto también nos han puesto de manifiesto la existencia de un diseño sofisticado capaz de orientar a los ingenieros humanos hacia nuevas técnicas.

El oído tiene sus propios mecanismos ingeniosos, y un tipo muy particular de oído, la ecolocalización, es vital para la navegación en los delfines y murciélagos. El sonar creado por el hombre utiliza principios idénticos. Y nuestro sentido del olfato parece funcionar basado en los principios de la espectroscopia vibracional.

En el artículo El diseño del ojo se explica el sistema de fóvea y sacudidas de nuestro sistema visual, y su gran eficacia en el procesamiento de la información. Esta sección continúa tratando sobre los sistemas de fóveas y sacudidas, pero esta vez en el tacto y en el oído.

El Diseño del Ojo

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

La vista, uno de nuestros sentidos más importantes, es el medio por el cual detectamos los objetos a distancia y analizamos una zona amplia de nuestro entorno.

El órgano de la vista es, por supuesto, el ojo, el cual se ha usado comúnmente en argumentos a favor del diseño. Este artículo muestra cómo el ojo imita y supera en eficacia a nuestros propios instrumentos ópticos.

Los recientes descubrimientos sobre el procesamiento de la información en el propio ojo, antes incluso de que el cerebro reciba la imagen, han detectado la existencia de nuevos niveles de complejidad.

También veremos que los organismos vivos disponen de muchas formas mediante las cuales adquieren imágenes de su entorno. Finalmente se tratarán algunos escenarios evolutivos.

¿Es legítima la explicación del diseño?

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

El libro Enseñando la Evolución se refiere con frecuencia al creacionismo como una “pseudociencia” y “religión”. Los creacionistas sostienen que la creación ocurrió en el pasado, por lo que no puede ser observada directamente por la ciencia experimental; y que lo mismo ocurre con la evolución a gran escala.

Pero la evolución o la creación pueden haber dejado algunos “efectos” que puedan ser observados hoy día.

Este artículo trata sobre los criterios usados en nuestra vida cotidiana para determinar si algo ha sido diseñado; y los aplica al mundo vivo. La última sección trata de si el diseño es una explicación legítima para la complejidad de la vida, o si se deberían invocar causas naturalistas a priori.

El Motor Eléctrico Vivo

Werner Gitt, ex-Director del Instituto Alemán Federal de Física y Tecnología

¡Hola! Me llamo Coli.

Pero no te preocupes por tratar de verme. No me verás con tus ojos. Por lo que a ti respecta, soy invisible.

¿Que dónde estoy? Si realmente quieres saberlo, estoy sentada en la punta de tu supuestamente limpio dedo índice. Si trescientas de nosotras nos pusiéramos en fila, entonces la cadena tendría una longitud de 1 mm, y si nos mirases muy de cerca, quizá podrías entreverla. Si nos pusiéramos así en mil hileras uno junto al otro, entonces sólo ocuparíamos un espacio de un milímetro cuadrado. En realidad, mi nombre completo es Bacteria coliforme.

¿De dónde proviene un nombre como Coliforme? Supongo que se debe a que paso la mayor parte del tiempo en tu intestino. Por favor, no te ofendas por mi habitáculo. Sabes, con otros millones de mi clase juego un importante papel en tu nutrición. En tu intestino disgrego todos los componentes en tus alimentos, que serían inutilizables, para que puedan ser absorbidos por las paredes intestinales. Espero que no te importe si me aprovecho de ellos mientras trabajo.

La Cascada de la Coagulación

Antonio Cruz, Doctor en Biología

El doctor Michael Behe, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Lehigh (Pensilvania), ha sido muy atacado por los defensores del evolucionismo desde la publicación de su famoso libro La Caja Negra de Darwin, en el que defiende fundamentalmente que los sistemas biológicos complejos, hoy por hoy, no pueden ser explicados mediante medios naturalistas. ¡Se le ha llegado a decir casi de todo, menos guapo!

Desde quienes claman contra su atrevida actitud de cuestionar la sacrosanta teoría Darwinista y lo lanzan al crematorio de las ideas creacionistas tradicionales, hasta los que ignoran totalmente los argumentos científicos que presenta en la primera parte de su obra y entran a saco contra la proposición de un diseñador inteligente, pasando por aquellos otros más honestos que reconocen las críticas e intentan responderlas, pero apenas reafirman su creencia doctrinaria en el Darwinismo sin presentar nuevas propuestas para solucionar las dudas generadas por el análisis de Behe.

En los Estados Unidos, cuya población está absolutamente dividida ante a este tema, se le han replicado cosas como las siguientes:

Pages

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer