You are here

Diseño Inteligente

Creacionismo: La ciencia frente a la fe Darwinista

Ramón Gómez, Graduado en Matemáticas y Teología

El creacionismo afirma que el universo no surgió de la nada sino que se originó por un acto creador. Tal afirmación es lógica y razonable porque se fundamenta en el principio científico de la causalidad; todo efecto obedece a una causa. El estudio de la naturaleza mediante el método científico nos proporciona un torrente inagotable de evidencias que señalan a la intervención de un Diseñador.

Vivimos en un universo compuesto de tiempo, espacio, materia y energía. La ciencia muestra que estos elementos no se originan de forma espontánea sino que requieren necesariamente la intervención de un creador. Asimismo la información genética codificada digitalmente en el genoma de los seres vivos y la sofisticada maquinaria biomolecular que la procesa muestran las marcas características de la acción de una mente pues sólo la mente puede generar información funcional codificada y máquinas capaces de procesarla.

Entonces... ¿por qué tanta gente niega la creación?

La razón reside en que los datos científicos no hablan por sí solos sino que deben ser interpretados según un modelo. En relación con los orígenes existen fundamentalmente dos modelos; el naturalismo, que postula que el universo surgió de la nada por procesos naturales y el creacionismo, que propugna que el universo fue creado por una mente inteligente.

La Energía de las Plantas

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

Las características de diseño mejor conocidas proceden del mundo animal. Pero los animales no existirían sin las plantas. Las plantas captan la energía del Sol para producir alimento, lo cual constituye la base de la cadena alimentaria.

Recientes descubrimientos relacionados con el proceso de fotosíntesis, han sacado a la luz su sofisticado diseño y su complejidad irreducible. El proceso consiste en dividir la molécula de agua, y esta división se efectúa en cuatro etapas, si faltara cualquiera de ellas, el proceso no funcionaría.

Los diseñadores humanos estudian las plantas para tratar de desarrollar formas de capturar la energía solar tan eficientemente como ellas.

Otra importante característica de diseño es la forma plana de las hojas. No solemos pensar en la forma aplanada de las hojas, pero ésta es la forma que consigue maximizar la recepción de la energía. La construcción de una superficie plana a partir de un punto es algo sorprendentemente difícil, porque la tendencia natural es hacia el desarrollo de formas curvadas. Las plantas crean formas planas mediante la contraposición de curvaturas de sentido contrario.

Creados con un fin

Antonio Cruz, Doctor en Biología

El concepto de finalidad en la naturaleza constituye para el evolucionismo ateísta un auténtico tabú del que casi está prohibido hablar.

Según esta ideología, los cambios en la naturaleza, al ser producidos por el azar, no se dirigen a ninguna parte, no hay intención en ellos. Sin embargo, la tendencia hacia un fin concreto que muestran las estructuras de los seres vivos es algo que, por mucho que se intente, no se puede negar.

La teleología, o explicación basada en la causa final, forma parte de toda la naturaleza viva.

Las raíces de las plantas se hunden en el suelo para buscar el agua y las sales minerales, mientras que los tallos y las hojas se elevan para recibir la luz del Sol y el dióxido de carbono. Los conejos excavan madrigueras y las aves construyen nidos para poder tener a sus crías.

Magníficos Materiales

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

Los seres vivos disponen de materiales que poseen propiedades, tales como fuerza y elasticidad que los hacen superiores a los materiales hechos por el hombre.

Los científicos que estudian estos materiales están constantemente descubriendo y aprendiendo de los secretos de la naturaleza.

Tal como lo resume un estudio científico,

«la investigación en el campo de los materiales biomiméticos se está covirtiéndo rápidamente en un campo muy prometedor»

Complejidad de la vida versus evolución

Antonio Cruz, Doctor en Biología

Si la selección natural no es el mecanismo capaz de explicar el pretendido proceso evolutivo de los seres vivos, ¿qué otra alternativa le queda al evolucionismo? ¿Existe alguna propuesta diferente que pueda dar cuenta de la hipotética transición entre la bacteria y el científico que la observa? Pues sí, básicamente existen otras dos: la Simbiosis de Lynn Margulis y el Equilibrio Puntuado de Niles Eldredge y Stephen Jay Gould.

Estas dos teorías aparecieron con cinco años de diferencia, respectivamente en 1967 y 1972, pero no se popularizaron hasta algunos años después. Ante la falta de un proceso biológico convincente que revelara los misterios del cambio entre las especies, estos tres investigadores se vieron obligados a postular posibles soluciones procedentes de dos campos fundamentales de las ciencias naturales, la citología y la paleontología. O sea, el estudio de las células y el de los fósiles.

Una Breve Historia del Diseño

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

El Argumento del Diseño tiene una historia larga y remarcable. Durante milenios los filósofos han usado el diseño de la vida y del universo como evidencia de un Diseñador.

Dado que la vida se originó en un pasado remoto, la ciencia experimental no puede observar directamente su diseño o su supuesta evolución. Pero es lógico suponer que la evolución o la creación han producido ciertos efectos que podemos observar hoy. Este artículo trata sobre los criterios que usamos en nuestra vida cotidiana para determinar si algo ha sido diseñado, y aplica estos criterios a los seres vivos.

Muchos filósofos han sostenido que el mundo viviente muestra evidencias de diseño, las cuales apuntan a uno o más diseñadores. Esto se conoce como el argumento teleológico.

La CSI [ICE] y el Filtro Explicativo

Thomas Woodward, Doctor en Filosofía

Al plantear el desafío de explicar el origen de la información biológica, Stephen Meyer y los demás teóricos del Diseño Inteligente han centrado su enfoque en el contenido de información del ADN con su alfabeto de cuatro letras, compuesto de cuatro ácidos nucleicos: A (adenina), T (timina), C (citosina) y G (guanina). (El ARN usa un conjunto similar de letras, pero con un cambio: el uracilo, o U, toma el puesto de la T).

Con el uso de estos singulares conjuntos de cuatro letras, que constituyen palabras de tres letras (los codones), la célula tiene la capacidad de almacenar y copiar miles de complejos ficheros especificados de información genética dentro de su «disco duro» (el genoma).

La cantidad mínima de complejidad especificada de una bacteria teórica supersimple parece oscilar alrededor de 250 genes. (Recordemos que esta es una estimación extremadamente prudente. El límite inferior podría ser realmente cuatro veces superior o más.) Digamos que cada gen tiene una media de 500 pares de letras de ADN.

Conclusión

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

 Este libro ha tratado los principales argumentos a favor de la evolución presentados en el libro Teaching about Evolution and the Nature of Science (Enseñando la Evolución y la Naturaleza de la Ciencia) y ha puesto en evidencia sus limitaciones. Por el contrario, las evidencias de la creación son convincentes. En particular, el libro Refuting Evolution (Refutando la Evolución) a lo largo de sus nueve artículos ha tratado las siguientes áreas:

1. Hechos y Prejuicios, 2. Variación y selección natural frente a la evolución, 3. Faltan los eslabones, 4. ¿Evolucionaron las aves?, 5. ¿Evolucionaron las ballenas?, 6. Humanos: Imágenes de Dios o monos desarrollados, 7. Astronomía, 8. La Edad de la Tierra y 9. ¿Es legítima la explicación del diseño?

Adherencia

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

Algunos animales poseen una capacidad asombrosa para adherirse a ciertas superficies.

Recientemente se han podido estudiar muchos de sus variados métodos, como por ejemplo ciertas sofisticadas estructuras microscópicas capaces de usar fuerzas químicas de corto alcance, máquinas hidráulicas, y diversos tipos de substancias adhesivas.

Es todo un espectáculo ver a las salamanquesas correteando.

Estos pequeños lagartos tropicales corren pared arriba y pared abajo y atraviesan techos sin ninguna dificultad.

Pero... ¿Qué causa la adherencia de sus pies?

Pages

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer